Promesa del Partido Republicano

Posted on 08-24-2022

Delaware GOP

El Partido Republicano se compromete a trabajar con nuestras comunidades, empresas y miembros de la Asamblea General para implementar los Compromisos descritos en este plan para RESCATAR A DELAWARE.

Compañeros Delawareños:

El Plan de Rescate de Delaware 2022 refleja nuestra visión de los objetivos políticos claves que creemos que deberían implementarse. ¡Estos principios han sido desarrollados con el aporte de nuestros funcionarios republicanos electos, candidatos republicanos actuales y anteriores, nuestros comités regionales republicanos, nuestro presidente del partido estatal y muchos de ustedes!

Creemos que las propuestas de este documento cuentan con el apoyo de la mayoría de los habitantes de Delaware de todas las líneas políticas y conducirán a una mejor calidad de vida para todos los que viven en nuestro estado. Estos principios no están numerados porque no se presentan en orden de prioridad; cada una de ellas es importante por derecho propio. Juntos, representan nuestros valores y objetivos.

El Partido Demócrata ha controlado la Oficina del Gobernador desde la elección de Tom Carper en 1992. Desde 2008, el Partido Demócrata ha tenido un control firme de la Asamblea General de Delaware. En la actualidad, los demócratas tienen una ventaja de 26 a 15 en la Cámara de Representantes y una ventaja de 14 a 7 en el Senado. Además, todos los cargos electos en todo el estado están controlados por el Partido Demócrata. Entonces, sin exagerar, el gobierno estatal de Delaware está firmemente controlado por el Partido Demócrata. Desafortunadamente, esta regla de partido único no ha hecho nada para mejorar la calidad de la educación, la disponibilidad de servicios médicos o la prevención y reducción del crimen.

De hecho, los logros de Delaware han disminuido en esas áreas.

Pero para ser elegidos, reconocemos que los republicanos deben hacer más que decir que los principios demócratas son malos. Tenemos que ofrecer lo que nosotros, como Partido Republicano, trabajaremos afirmativamente para lograr, lo que creemos que salvará o rescatará a Delaware.

Hemos identificado las principales áreas de política donde la reforma es más necesaria, como el empleo, la educación, la atención médica y la seguridad pública. Ofrecemos una nueva perspectiva para mejorar estas áreas a través de sólidos principios republicanos y, cuando corresponda, soluciones basadas en el mercado y la comunidad. Estamos dispuestos a ser socios y aliados de los que crean empleo, empresarios, padres, proveedores de servicios, socorristas y ciudadanos de nuestro estado. ¡Es hora de hacer que Delaware funcione para todos!

Esperamos que los ciudadanos que lean este documento se sientan motivados a unirse con nosotros para Rescatar a Delaware.

RESUMEN EJECUTIVO                                                          

Según todos los barómetros importantes que miden la salud de una sociedad, nuestro estado ha caído en el estancamiento o el declive absoluto. Delaware se ubica en el último lugar o casi en el último lugar en las diversas áreas de atención médica, responsabilidad, transparencia, crecimiento económico, facilidad para hacer negocios, y competitividad con los estados vecinos en educación y oportunidades económicas. En el último auge económico anterior a COVID, Delaware fue uno de los dos únicos estados en los que la tasa de pobreza aumentó.

(en inglés):

El propio Informe de calificaciones anual del Departamento de Educación de Delaware calificó al sistema educativo como un fracaso:

  • Solo el 42.18 % de los estudiantes eran competentes en lengua y literatura en inglés (ELA—”English Language Arts”)
  • Solo el 26.59 % de los estudiantes eran competentes en matemáticas
  • Solo el 58.58 % de los estudiantes de 12º grado estaban preparados para la universidad o una carrera

(en inglés):

En 2016, el Fondo de Educación del Grupo de Investigación de Interés Público de EE. UU. clasificó la transparencia fiscal de Delaware como C+. Increíblemente, este parámetro cayó a D+ en 2019. El Centro para la Integridad Pública clasifica a Delaware en el puesto 48 entre 50 estados en cuanto a integridad pública, transparencia y responsabilidad.

Y, sin embargo, estamos entre los más altos en gasto en asistencia médica, educación y gobierno estatal. Podemos hacerlo mejor, y debemos hacerlo. Aquí es donde creemos que tenemos que ir y cómo podemos llegar allí. 

PROTEGER LOS DERECHOS DE LOS CIUDADANOS DE DELAWARE      

La Asamblea General y nuestros otros funcionarios electos deben llevar a cabo los asuntos de la gente en público, permitiendo la observación y los comentarios. Deben seguir las reglas que permiten que se escuchen los proyectos de ley de todos los miembros, y deben responder a los deseos del público. La autoridad ejecutiva debe poder ser revisada por la legislatura cuando afecta significativamente a los ciudadanos o por períodos prolongados.

UNA EDUCACIÓN SUPERIOR PARA NUESTROS HIJOS QUE LOS PREPARE PARA COMPETIR EN LOS NEGOCIOS Y EN EL MUNDO

Los padres tienen, y deben conservar, la máxima autoridad sobre el cuidado, la custodia y la educación de sus hijos. Deben ser vistos como socios de cualquier persona o institución educativa, y recibir toda la información que se les presente a sus hijos en la escuela o a través de un programa escolar. Los padres deben tener la autoridad para determinar a dónde quieren que asista su hijo a la escuela, y el dinero de sus impuestos debe seguir al niño.

Cualquier instrucción de los estudiantes, así como la formación de maestros y administradores, debe reforzar la premisa de que las características como la raza, el género, la orientación sexual y las creencias religiosas no definen las habilidades o el potencial de un individuo. Delaware debe establecer Zonas de Educación, siguiendo el modelo de las Zonas de Oportunidad, para brindar apoyo adicional y servicios ampliados a los estudiantes en escuelas que tienen resultados deficientes persistentes.

Debemos preparar a nuestros estudiantes para el éxito en la vida y los negocios, brindándoles educación cívica mejorada en todos los niveles de grado, educación financiera e instrucción en planificación de finanzas.

Los programas de Delaware financiados por los contribuyentes como, entre otros, la Ley FAST Act, el Programa de Pago de Préstamos para Proveedores de Atención Médica de Delaware, SEED, SEED+, y DIMER, requieren que los resultados medidos se informen anualmente, tanto al público como a la legislatura estatal.

MEJORAR LOS RESULTADOS DE LA ATENCIÓN MÉDICA/REDUCIR LOS COSTOS DE LA ATENCIÓN MÉDICA

Delaware tiene un grave problema de adicción a los opioides que no se ha abordado con éxito con nuestro enfoque actual. Deberíamos convocar una comisión de expertos para proponer reformas al sistema de rehabilitación de drogas de Delaware para mejorar la cobertura y el rendimiento. Proponemos ampliar la Iniciativa Ángel para permitir que los adictos se presenten ante las fuerzas del orden público para recibir tratamiento por adicción, aunque creemos que deberíamos exigir que los adictos sigan respondiendo por las órdenes de arresto pendientes.

Necesitamos reducir los costos y hacer que la atención médica sea más accesible. Delaware debería seguir el ejemplo de otros estados y eliminar el Certificado de Necesidad (ahora llamado Certificado de Revisión Pública) para fomentar la competencia.

Proponemos que Delaware amplíe las alternativas de atención médica para nuestros ciudadanos y apruebe una legislación que permita a los ciudadanos y empresas de Delaware comprar seguros médicos de nuestros estados vecinos. Deberíamos permitir la reciprocidad de licencias médicas con los estados vecinos, establecer incentivos para que nuestros hospitales creen programas de residencia y brindar una mejor transparencia de precios a los consumidores.

También debemos crear incentivos para que las pequeñas empresas brinden cobertura de seguro médico a sus trabajadores. Se debe alentar a las empresas a crear Cuentas de Reembolso de Salud (HRAs) con incentivos de crédito fiscal, y debemos ampliar los criterios de elegibilidad para que los habitantes de Delaware abran Cuentas de Ahorro para la Salud.

MEJORAR LA SEGURIDAD PÚBLICA

Apoyamos la inmunidad calificada—o sea la protección de las fuerzas del orden público de demandas frívolas—y la Declaración de Derechos de los Agentes del Orden Público. Reconocemos el valor de una presencia policial en nuestras escuelas y apoyamos el mantenimiento de Oficiales de Recursos Escolares para proteger a los estudiantes y al personal.

Delaware debe aumentar los fondos y la formación de las agencias policiales de Delaware para perseguir, detener y condenar a los traficantes de opioides con receta, heroína, fentanilo y drogas ilegales. Para combatir los delitos violentos, debemos establecer un Cuerpo Especial de las Agencias de Policía que incluya Libertad Condicional, Cuerpos de Seguridad, la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos y la Oficina del Fiscal General para atacar a los delincuentes violentos y sacarlos de la calle.

Para fomentar las oportunidades de participación de los estudiantes en la comunidad de seguridad pública, apoyamos el establecimiento de programas de cadetes de seguridad pública similares a los programas Jr. ROTC presentes en muchas de nuestras escuelas secundarias.

ASEGURAR Y PRESERVAR UN DELAWARE HABITABLE

Sorprendentemente, algunos ciudadanos de Delaware todavía tienen tuberías de plomo en sus hogares. Deberíamos otorgar subvenciones para pagar la remediación de esas tuberías. Además, hay muchos hogares con agua potable sucia. Las soluciones a largo plazo están lejos. Proponemos subvenciones para sistemas de filtración para garantizar agua potable limpia mientras se implementan soluciones permanentes.

Los mayores contribuyentes a los residuos son las empresas. Deberíamos proporcionar incentivos para que las empresas reciclen.

Introducir áreas a gran escala para flores silvestres y polinizadores, como franjas medianas y prados en tierras de propiedad estatal que no se utilizan de otra manera.

SÉ UN SOCIO DE LAS PEQUEÑAS EMPRESAS DE DELAWARE

Actualmente, Delaware se encuentra entre los peores diez estados para iniciar un nuevo negocio.

Para fortalecer las pequeñas empresas, el motor de nuestra economía, Delaware debe proporcionar una exención fiscal de un año para las pequeñas empresas con sede en Delaware (aquellas con menos de 50 empleados) por el primer $100,000 en ingresos y reducir los gastos operativos del empresario, como los costos del impuesto sobre los ingresos brutos y compensación para trabajadores, que son entre los más altos de la nación.

También deberíamos considerar una revisión regulatoria/de impacto en las pequeñas empresas para obligar a todas las agencias estatales del poder ejecutivo a presentar, junto con cualquier regulación propuesta, una estimación precisa de cumplimiento para las personas y las pequeñas empresas.

DEVOLUCIÓN DE EMPLEOS Y COMPETITIVIDAD ECONÓMICA A DELAWARE

Delaware implementó medidas fiscales cuando los ingresos eran escasos. Aunque recientemente hemos tenido excedentes significativos, Delaware no ha devuelto esos fondos a los contribuyentes. Deberíamos revocar el aumento de impuestos sobre las transferencias de bienes y raíces, buscar un recorte de impuestos para la clase media y trabajadora, restablecer o aumentar el crédito fiscal para personas de la tercera edad sobre los impuestos a la propiedad y promulgar una reforma fiscal para empresas en crecimiento para estimular la contratación y el crecimiento.

GARANTIZAR ELECCIONES SEGURAS

Las elecciones seguras son necesarias para una ciudadanía segura y confiada—una parte importante de cualquier democracia. Deberíamos aprobar una legislación en Delaware que requiera una identificación con foto emitida por el gobierno para todos los votantes, proteger la integridad de nuestros votos al oponernos a una lista permanente de votantes en ausencia, exigir que el Departamento de Elecciones trabaje con las agencias estatales, el Registro de Testamentos y el Registrador de Escrituras de cada condado para garantizar que las listas de votantes sigan siendo válidas, prohibir el uso de dinero privado para administrar las elecciones, y oponerse al registro el mismo día, a menos que la persona que registre vote solamente mediante una papeleta provisional para permitir la verificación de la información proporcionada antes de que la votación provisional se cuente.

PROTEGER Y RESPETAR LA VIDA

Respetamos la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Apoyamos la promulgación de leyes que limiten el aborto después de las 20 semanas de gestación, la edad a la que los estudios han demostrado consistentemente que los niños por nacer pueden experimentar dolor, y eso requeriría que un médico ofrezca imágenes de ultrasonido y auscultación de los latidos cardíacos fetales antes de interrumpir un embarazo.

Nos oponemos a cualquier ley que permita a un médico ayudar a un paciente a suicidarse. La investigación muestra que los médicos generalmente no son precisos al determinar los pronósticos para el final de la vida. Ya que menos médicos de cabecera ven a sus pacientes hospitalizados debido a los “hospitalistas”, estas predicciones de esperanza de vida se han vuelto menos precisas. El suicidio respaldado por el gobierno está mal.

EL PLAN DE RESCATE DELAWARE

                                                                            

PROTEGER LOS DERECHOS DE LOS CIUDADANOS DE DELAWARE CREANDO UN GOBIERNO VERDADERAMENTE REPRESENTATIVO

 

Los republicanos de Delaware reconocen que el papel más fundamental del gobierno es proteger los derechos de los ciudadanos de Delaware. Necesitamos restaurar la transparencia de nuestro gobierno estatal que durante demasiado tiempo ha trabajado para apoyar los intereses de quienes están en el poder y no las necesidades de la gente. Para ello, todos los niveles de gobierno deben operar con el máximo nivel de transparencia. Deben mantenerse controles y equilibrios, y la estructura del gobierno debe minimizar cualquier oportunidad de que un funcionario afecte los derechos de los ciudadanos a través de sus caprichos individuales.

Actualmente, los demócratas han introducido legislación (SB 155) para hacer que los registros públicos sean aún más inaccesibles para los habitantes de Delaware. Debemos luchar para que nuestro gobierno sea más accesible para las personas a las que gobierna.

Nuestro compromiso:

 

  • Introducir reglas al Senado del Estado de Delaware, similares en forma y función a las reglas que rigen la Cámara de Representantes del Estado de Delaware. En la actualidad, el Senado del Estado no tiene suficientes reglas para permitir que todos los Senadores sean escuchados.
  • Asegurar que cada proyecto de ley sea presentado a un comité donde pueda ser discutido sobre sus méritos y permitir la participación del público. Muchas propuestas de ley se retrasan indefinidamente debido a la suspensión o el incumplimiento de las Reglas de la Cámara, que están diseñadas para que los proyectos de ley se escuchen en el comité no más de (12) días legislativos después de su presentación. La Legislatura del Estado debe ocuparse de los asuntos del pueblo en un foro abierto donde los ciudadanos tengan la oportunidad de observar el debate y expresar sus opiniones.
  • Atender a los asuntos legislativos en el calendario legislativo antes de levantar la sesión. En la actualidad, las sesiones finalizan (a menudo debido a juegos políticos) antes de escuchar y votar la legislación que se le ha dicho al público que se escuchará ese día.
  • Exigir y asegurar que cada acto legislativo que tenga un costo para los contribuyentes vaya acompañado de una rendición de cuentas honesta de su impacto fiscal.
  • Buscar la verdadera transparencia en los asuntos de ambas cámaras de la Legislatura del Estado. Esto incluye sesiones virtuales grabadas y en tiempo real para que las personas puedan tener un asiento de primera fila para la conducción de sus asuntos por parte de sus legisladores.
  • Promulgar una versión revisada (cambiando las fechas aplicables) del Proyecto de Ley 236 de la Cámara de Representantes (2021, Smith) que reformaría el proceso de redistribución de distritos legislativos del estado de Delaware con un sistema innovador que garantizaría que ambas partes tuvieran la misma participación en la remodelación equitativa de las líneas distritales siguiendo el Censo de EE. UU.
  • Implementar a través de la legislación la totalidad del Proyecto de Ley de la Cámara No. 167 (2019, Postles), que exige que las diversas agencias estatales presenten declaraciones reales de impacto regulatorio y costos proyectados. También responsabiliza a que las agencias revisen las reglamentaciones que están potencialmente desactualizadas o los costes superan los beneficios. Los reglamentos obsoletos, o aquellos reglamentos que no están logrando su propósito establecido de manera eficiente, deben eliminarse del Código de Delaware. Además, cualquier agencia estatal que proponga una regulación adicional debe proporcionar una contabilidad precisa y razonable del costo para los residentes de Delaware y las empresas de Delaware.
  • Implementar la totalidad del Proyecto de Ley de la Cámara No. 203 (2021, Shupe), que impide que los gobiernos suspendan las solicitudes de la Ley de Libertad de Información (FOIA) durante un estado de emergencia.
  • Modificar los procedimientos de FOIA para incluir la directiva de que el empleado responsable del estado de Delaware instruya al solicitante sobre cómo modificar una solicitud para cumplir con la provisión de los documentos solicitados, incluido el asesoramiento para reducir una solicitud y una discusión de los costos para el solicitante y/o la agencia.
  • Aprobar la HB 49 (Collins, 2021) o un proyecto de ley similar que disponga que la Asamblea General apruebe declaraciones prolongadas de emergencia. Reconocemos la autoridad estatutaria del Gobernador para actuar en caso de emergencia o desastre. Este requisito de aprobación puede ser dispensado solo cuando no sea posible que ambas cámaras de la Asamblea General convoquen un quórum, ya sea en persona o virtualmente. El Gobernador debe conservar la autoridad para dar por terminadas las Órdenes de Emergencia sin aprobación cuando haya pasado la emergencia o el desastre.

UNA EDUCACIÓN SUPERIOR PARA NUESTROS HIJOS QUE LOS PREPARE PARA COMPETIR EN LOS NEGOCIOS Y EN EL MUNDO

                                                                                             

Delaware está fracasando en la educación de nuestros niños. Esta es la evaluación del libreto de notas del propio Departamento de Educación. Delaware se clasifica por debajo de sus vecinos en competencia en lectura y matemáticas, índices de graduación de la escuela secundaria y brecha de logros. Esto es a pesar del gasto en educación per cápita que rivaliza con los estados vecinos. El Departamento de Educación tiene un presupuesto de aproximadamente $1 billón de dólares que se traduce en aproximadamente $16-$17 mil dólares por estudiante. No estamos obteniendo un buen rendimiento de nuestra inversión, y la respuesta de gastar más dinero al problema no está funcionando. Los resultados educativos relativamente deficientes están imponiendo un costo social y económico serio para nuestros estudiantes y nuestro estado, además de obstaculizar el atractivo de Delaware para inversionistas y profesionales.

Durante demasiados años, hemos arrojado dinero al problema. Claramente, esa no es la respuesta porque los resultados no son un rendimiento adecuado de esa inversión. Es hora de buscar nuevas soluciones audaces que brinden a nuestros niños mayores oportunidades de progreso y respalden un entorno económico más sólido para todos los habitantes de Delaware.

Cerrar las escuelas como resultado de lo que consideramos una respuesta mal concebida al COVID solo ha exacerbado la lucha que enfrentan nuestros niños en su intento de lograr una educación que los prepare para la vida adulta. Un nuevo estudio de la Universidad Johns Hopkins ha demostrado que los confinamientos hicieron poco para detener la mortalidad por COVID.

(en inglés):

https://sites.krieger.jhu.edu/iae/files/2022/01/A-Literature-Review-and-Meta-Analysis-of-the-Effects-of- Lockdowns-on-COVID-19-Mortality.pdf

Otros estudios han mostrado las terribles consecuencias de cierres de escuelas y el aislamiento que crearon para nuestros niños. Los expertos dicen que el impacto total puede no ser evidente hasta que hayan pasado años.

Delaware necesita implementar iniciativas nuevas y variadas que apoyen un aprendizaje mejor y más relevante por parte de los estudiantes de Delaware, para incluir los fundamentos que son críticos para su éxito. Debería haber más rendición de cuentas sobre cuánto dinero se gasta y qué resultados se esperan. Aquellos estudiantes que han sido privados de manera más consistente de una educación que los prepare para leer y tener trabajos bien remunerados deben recibir cierta prioridad en un plan para mejorar el rendimiento en todo el estado. Todos los estudiantes deben ser valorados y alentados a sobresalir. Toda la instrucción de los estudiantes, así como la formación de maestros y administradores, debe operar sobre la premisa de que características como la raza, el género, la orientación sexual y las creencias religiosas no definen las habilidades o el potencial de éxito de un individuo. Los padres deben ser socios en el desarrollo e implementación de estas iniciativas educativas y deben poder elegir a qué escuela asistirán sus hijos. Finalmente, nuestros niños y maestros deben estar y sentirse seguros en la escuela. Los incidentes que involucren cualquier tipo de violencia o incidentes de naturaleza sexual deben ser informados públicamente.

Nuestro compromiso:

 

  • Enmendar la Constitución de Delaware a través de la legislación apropiada que establezca una “Declaración de Derechos de los Padres” basada en HB 145 (Postles, 2019). Declarar que, en Delaware, los derechos y responsabilidades por el cuidado, la custodia y el control de un niño, así como las decisiones educativas dentro de la ley, residen primero en el padre o tutor y que los padres son socios y no están subordinados a los educadores o administradores en el sistema educativo.
  • Promulgar la “Ley del Derecho a Saber Sobre la Educación de Delaware” (Postles, 2022). Según la iniciativa de ley, cada escuela pública de Delaware necesitaría establecer un portal web en el que el público pudiera acceder a planes de lecciones, descripciones de materiales didácticos, libros de texto y recursos digitales que los educadores planean utilizar en cada curso. También se publicaría en este portal: la política de la escuela sobre cómo se comunica la información a los padres/tutores y otras partes interesadas sobre los incidentes violentos que ocurren en la escuela; qué servicios de atención médica se ofrecen en la escuela y cómo se maneja la notificación y el consentimiento de los padres/tutores con respecto a estos servicios. Además, el proyecto de ley requiere que cada padre o tutor tenga derecho a reunirse con cada educador que enseña a sus hijos al menos una vez al año.
  • Promulgar la Elección de Escuela, otorgando a los padres el derecho de determinar a qué escuela asiste su(s) hijo(s) y permitir que el dinero de los contribuyentes siga al niño.

  • Toda la instrucción de los estudiantes, así como la formación de maestros y administradores, debe operar sobre la premisa de que las características como la raza, el género, la orientación sexual y las creencias religiosas no definen las habilidades o el potencial de un individuo. Debería prohibirse la enseñanza de lo contrario.
  • Establecer Zonas de Educación, siguiendo el modelo de las Zonas de Oportunidad, en las que las escuelas que han tenido un desempeño deficiente consistentemente reciben recursos adicionales para proporcionar un entorno seguro para aprender y participar en una interacción social segura, incluidos los servicios recreativos y educativos antes y después de la escuela, como actividades de clubes y tutoría. Nuestra prioridad debe ser ofrecer a los niños que actualmente no tienen acceso a una educación sólida, como lo demuestran las evaluaciones de rendimientos consistentes, la oportunidad de obtener los fundamentos y las habilidades para ayudarlos a tener éxito.
  • Rediseñar las escuelas secundarias y preparar a los estudiantes para el lugar de trabajo. Instituir disciplinas amplias y diversas, formación en comercio directo y habilidades, y aprendizajes para estudiantes en edad de escuela secundaria. Los graduados de Delaware deberían poder competir por los trabajos que están disponibles en este momento. Proporcionar oportunidades para el aprendizaje de habilidades comerciales.

  • Comprobar y revisar el conjunto de las pruebas de las escuelas públicas de Delaware, con el objetivo final de mejorar los resultados educativos de Delaware. Utilice el SAT, como lo hacen muchos estados, para aquellos estudiantes que tienen planes postsecundarios y pueden necesitar la evaluación para ingresar a la universidad, en lugar de pagar para que todos los estudiantes tomen el examen, independientemente de sus planes postsecundarios.


  • Promulgar SB232 (Richardson) que exigiría que los estudiantes aprendan sobre la Constitución y sus derechos y responsabilidades como ciudadanos de los Estados Unidos. Un estudio mostró que solo el 26 por ciento de los estadounidenses podía nombrar las tres ramas del gobierno. Eso es inaceptable. Apoyar los requisitos mejorados de educación cívica para todos los estudiantes en todos los niveles de grado para desarrollar ciudadanos que comprendan el papel adecuado del gobierno y estén comprometidos con el éxito de nuestro estado y país. Incluir asociaciones con organizaciones comunitarias, como el Centro de Educación Relacionado con la Ley de Delaware, para abordar la falta de conocimiento sobre los gobiernos de Delaware y de los Estados Unidos.

  • Preparar a los estudiantes para la edad adulta con las herramientas para la educación y la independencia financieras. Desarrollar y apoyar un plan de estudios en la escuela intermedia y secundaria para enseñar disciplinas tales como el encuadre del estado de une cuenta de cheques, el presupuesto del hogar, la inversión y la planificación de eventos de la vida como formar una familia, pagar la universidad y la jubilación.

  • Promulgar la SB 206 (Richardson) que requeriría que a los estudiantes de 10º grado se les enseñe ideología política comparada, incluidos el comunismo y el totalitarismo, para que puedan evaluar el valor de las libertades que disfrutan en una democracia.

  • Devolver la toma de decisiones sobre el plan de estudios y las ofertas de cursos al aula y a las administraciones locales, donde pertenece. El sistema educativo de Delaware se está alejando de los maestros y los comités escolares y los estudiantes han sufrido.

  • Para los programas de Delaware financiados por los contribuyentes, incluidos, entre otros, la Ley FAST, el Programa de reembolso de préstamos para proveedores de atención sanitaria de Delaware, SEED, SEED+ y DIMER, se requiere que los resultados medidos se presenten anualmente, tanto al público como a la Legislatura estatal. Los resultados que deben presentarse deben incluir las tasas de graduación y la eficacia del programa en la colocación de los estudiantes en la profesión correspondiente.
  • Para fomentar las oportunidades de participación de los estudiantes en la comunidad de seguridad pública, apoyamos el establecimiento de programas de cadetes de seguridad pública similares a los programas Jr. ROTC presentes en muchas de nuestras escuelas secundarias.

Mejore los resultados de atención médica/reduzca los costos de atención médica

                                                                     

Los republicanos de Delaware apoyan un sistema de salud sólido, innovador y rentable. Para brindar la mejor atención médica del mundo, debemos aumentar nuestra confianza en el poder de las fuerzas del mercado y garantizar un nivel razonable de regulación.

Gran parte del sureste del condado de New Castle y todos los condados de Kent y Sussex están designados como áreas médicamente desatendidas (“Medically Underserved Areas”—MUA) por la Administración de Recursos y Servicios de Salud de EE. UU. (“Health Resources and Services Administration”—HRSA). La cantidad de médicos de atención primaria que brindan atención directa al paciente en Delaware disminuyó un 6 % entre 2013 y 2018. Factores tales como salarios más bajos, escuelas de baja calidad en el área, falta de vivienda adecuada y la falta de oportunidades laborales para los cónyuges se mencionaron como razones de la baja tasa de retención de médicos en Delaware.

Hay cambios directos en las políticas de seguros y regulaciones que pueden ayudar a reducir los costos y brindar una atención médica superior a los habitantes de Delaware. Parte de la razón por la cual los costos de atención médica son tan altos es la falta de competencia que existe en la prestación de atención médica en Delaware. Mucho de esto se ve exacerbado por los mandatos de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (“the Affordable Care Act”). Los habitantes de Delaware tienen derecho a esperar que las opciones de atención médica sean abundantes y asequibles, y el sistema de atención médica de Delaware debe maximizar las opciones y permitir que las familias tomen sus propias decisiones de atención médica.

La Asamblea General de Delaware ha creado un laberinto burocrático de sobrerregulación en la provisión de servicios de atención médica en Delaware—lo que hace proteger el monopolio de los servicios de atención médica. El Certificado de Necesidad (“Certificate of Need” or “CON”), discutido más adelante, impone una regulación onerosa y un proceso de revisión que restringe el desarrollo de nuevos sitios de atención médica. Esto afecta no solo a los hospitales y los centros de atención de urgencia, sino también a los hogares de ancianos, los centros de tratamiento de diálisis y otros centros similares. Quince estados han derogado sus leyes CON debido al impacto negativo en la competencia y el acceso a la atención médica. El Instituto Caesar Rodney preparó un documento que revisa el impacto de los requisitos del Certificado de Necesidad en Delaware y el caso de revocación.

(en inglés):

https://www.caesarrodney.org/CRI-news/COMMENTARY–Healthcare-in-Delaware-can-be-improved.htm

Nuestro compromiso:

 

  • Convocar una comisión para reformar el sistema de rehabilitación de drogas de Delaware y aprobar legislación para llevar a cabo sus recomendaciones. Delaware tiene la decimotercera tasa de opioides fatales más alta en los EE. UU., así como el tercer costo per cápita más alto de los costos de atención médica relacionados con los opioides de cualquier estado. La Universidad de Delaware estima que 1% de los habitantes de Delaware depende de los opioides. La capacidad total para el tratamiento de la dependencia de opiáceos en Delaware es solo un tercio de lo que se necesita. Las estadísticas de las tasas de éxito reales del sistema de rehabilitación de drogas en Delaware son muy difíciles de encontrar, pero lo que es claro es que el sistema actual está fallando. Deberíamos comprometernos a investigar las mejores prácticas de los estados más exitosos y desarrollar programas piloto con el objetivo de reducir las tasas de recaída y muerte.

  • Aprobar legislación que permita a los ciudadanos y empresas de Delaware comprar seguros de salud de nuestros estados vecinos (Pensilvania, Nueva Jersey, Maryland y Virginia) y/o ampliar las alternativas disponibles para los habitantes de Delaware en el estado.

  • Iniciar un cambio en la regulación que permita la reciprocidad de licencias médicas de nuestros estados vecinos. Como ejemplo, las legislaturas y las consejos de enfermería de 37 estados y un territorio se han unido al Compacto de licencias de enfermería (“Nursing Licensure Compact”—NLC), lo que permite a las enfermeras que tienen una licencia compacta ejercer en cualquiera de los estados miembros del NLC (“Nursing Licensure Compact”). Los ciudadanos de Delaware se beneficiarían si los médicos adoptaran un modelo similar.

  • Desmantelar el Consejo de Recursos de Salud (“Health Resources Board”—HRB) y su supervisión fallida de la Comisión de Atención Médica de Delaware (“Delaware’s Health Care Commission”—DHCC) y eliminar el Certificado de Revisión Pública (“Certificate of Public Review”—CPR), que era el programa Certificado de Necesidad (“Certificate of Need”—CON) de una vez por todas. Un estudio de 2017 realizado por el Centro Mercatus de la Universidad George Mason documentó que los gastos de atención médica del estado podrían reducirse en $270 millones al año si se eliminara el programa CON. A nivel nacional, los resultados de estudios similares han llevado a 15 estados a derogar sus leyes CON.

  • Aprobar legislación para proporcionar incentivos a hospitales sin fines de lucro para contratar y capacitar a médicos de atención primaria a través de programas de residencia.

  • Reformar y eliminar las barreras regulatorias para el acceso y uso de la Telesalud.
  • Brindar incentivos para que las pequeñas empresas brinden cobertura de seguro médico a sus trabajadores. Se debe alentar a las empresas a crear Cuentas de Reembolso de Salud (“Health Reimbursement Accounts”—HRA) con incentivos de crédito fiscal.

  • Ampliar la elegibilidad a los habitantes de Delaware para abrir cuentas de ahorros para la salud, lo que les permite ahorrar dinero para gastos de atención médica libres de impuestos. Eliminar las regulaciones que impiden que las personas con Medicare y sin planes de salud con deducibles altos tengan acceso a las HSA. Esto les da a las familias ($7,200) y a las personas ($3,600) la capacidad de ahorrar para tomar sus propias decisiones sobre el cuidado de la salud.

MEJORAR LA SEGURIDAD PÚBLICA

                                                                                                                            

Los republicanos de Delaware están comprometidos a la igualdad ante la ley. Las fuerzas del orden público deben recibir suficientes recursos para servir a la comunidad. Al mismo tiempo, aquellos que traicionan la confianza pública deben rendir cuentas. Las leyes deben aplicarse antes de introducir nuevas leyes para curar los males resultantes de la falta de aplicación efectiva de nuestras leyes actuales.

Nuestro compromiso:

  • Aprobar legislación basada en HB 13 (2021, Yearick), que aumenta la pena por posesión de un arma de fuego en la comisión de un delito grave. Aumentar la pena de tres a cinco años para la mayoría de los acusados y para aquellos con dos condenas por delitos graves anteriores de cinco a diez años.

    • La mayoría de los delitos relacionados con armas de fuego presentados en Delaware (69% en 2018) se retiran o desestiman. Es hora de que la Oficina del Procurador General comience a procesar la posesión de un arma de fuego durante la comisión de un delito grave. La gran mayoría de los actos violentos relacionados con armas en Delaware son perpetrados por exconvictos. Para aquellas personas a las que se les prohíba la tenencia de un arma de fuego debido a una condena previa por un delito grave, exigir que la Fiscalía General acuse a esos demandados.

    • Comisionar un grupo de trabajo de representantes del Consejo del Jefe de Policía, la Asociación de Policía de Delaware (“The Delaware Troopers Association), la Orden Fraternal de la Policía y la Oficina del Procurador General para revisar los desafíos a nuestra Comunidad de Aplicación de la Ley. Implementar estrategias para apoyar una mayor capacitación e identificar barreras y desafíos para el reclutamiento y la retención de oficiales.

  • Preservar la inmunidad calificada, protegiendo a las fuerzas del orden de demandas frívolas. Proteger la Declaración de Derechos de los Agentes del Orden Público (i.e., Law Enforcement Bill of Rights).
  • Presentar una iniciativa doble para ganar la lucha contra la adicción generalizada a los opioides. Ampliar la Iniciativa Angel para permitir que los adictos se presenten ante las fuerzas del orden público para ser dirigidos a un tratamiento por adicción. Los adictos aún deben responder por las órdenes de arresto pendientes. Esto debe combinarse con una mayor financiación y capacitación para la Policía Estatal de Delaware y otras agencias con el objetivo de perseguir, detener y condenar a los traficantes de opioides recetados, heroína, fentanilo y drogas ilegales.

    • Para fomentar las oportunidades de participación de los estudiantes en la comunidad de seguridad pública, apoyamos el establecimiento de programas de cadetes de seguridad pública similares a los programas Jr. ROTC presentes en muchas de nuestras escuelas secundarias.

    • Nos oponemos a la remoción de los Oficiales de Recursos Escolares de nuestras escuelas. Apoyamos la seguridad en nuestras escuelas y reconocemos el valor de tener una presencia policial para garantizar la seguridad tanto de los estudiantes como del personal.
  • La violencia armada en la ciudad de Wilmington está fuera de control y debe detenerse. En un informe presentado por Chris Barrish de WHYY, Wilmington tiene una tasa de muerte por arma de fuego de 1 muerte por cada 1820 residentes. Esto supera a Filadelfia, que tiene una tasa de 1 por cada 3.000 habitantes. La Administración de la Ciudad y la Oficina del Procurador General han fallado en su deber de proteger a los ciudadanos de esa ciudad que hace tiempo fue vital. Instamos a la financiación para establecer un grupo de trabajo de agencias de aplicación de la ley, incluidas las agencias de libertad condicional, las fuerzas del orden público, la Oficina del Procurador de los Estados Unidos y la Oficina del Fiscal General, para atacar a los delincuentes violentos y sacarlos de la calle. Es hora de enjuiciar a estos criminales violentos y restaurar el orden y la seguridad de nuestras familias en Wilmington, que ya han sufrido suficiente.

ASEGURAR Y PRESERVAR UN DELAWARE HABITABLE

                                                                                              

Los republicanos de Delaware creen que una buena integridad ambiental conduce a una población libre y próspera. Las medidas para proteger el medio ambiente deben realizarse en colaboración con los intereses privados siempre que sea posible para evitar la ineficacia que resulta de la politización de los desafíos a abordar.

Necesitamos un enfoque sensato para proteger nuestro medio ambiente y permitir el crecimiento y la posibilidad de que los residentes y turistas participen en las actividades que hacen de Delaware un lugar deseable para vivir y jugar.

Nuestro compromiso:

  • Proporcionar incentivos para que las empresas reciclen. Muchas empresas comerciales no reciclan debido a los altos costos adicionales. Los desechos comerciales/industriales eclipsan los de los ciudadanos privados. Es hora de desarrollar exenciones fiscales para las instalaciones comerciales que optan por reciclar.

  • Muchas comunidades en todo Delaware incluyen hogares que no tienen acceso a agua potable limpia. Se ha aprobado legislación para mitigar esta situación. Desafortunadamente, puede llevar una década o más encontrar una solución. Estas familias de Delaware necesitan ayuda ahora. Aprobar HB 69 (2021, Shupe) para otorgar subvenciones para sistemas de filtración para garantizar agua potable limpia ahora. 
  • Sorprendentemente, Delaware todavía tiene un problema de fontanería de plomo. Proporcionar fondos o subvenciones para garantizar finalmente la remediación del plomo en las tuberías de plomo que ingresan directamente a las viviendas residenciales.

  • Introducir áreas a gran escala para flores silvestres y polinizadores. Esto incluiría áreas tales como franjas medianas y prados en terrenos de propiedad estatal que no se utilizan de otra manera.

SÉ UN SOCIO CON LAS PEQUEÑAS EMPRESAS DE DELAWARE

                                                                                                                            

Los republicanos de Delaware reconocen que las pequeñas empresas son el motor del progreso, de la innovación y de la prosperidad en todo el estado. El exceso de regulación tiende a frustrar a las pequeñas empresas y consolida la posición de los poderes arraigados. Nuestro clima de negocios debe alentar a los recién llegados, lo que generará un entorno empresarial competitivo y productivo. El gobierno de Delaware y las pequeñas empresas de Delaware deben volver a ser aliados. El auge económico de las décadas de 1980 y 1990 en Delaware fue el resultado de las mentes creativas y entusiastas de los creadores de empleo, el arduo trabajo de nuestra fuerza laboral y el capital libre, ligeramente regulado y con impuestos bajos. Y fueron ayudados en gran parte por políticas inteligentes y por el buen gobierno de grandes líderes como Pete DuPont y Bill Roth.

Nuestro compromiso:

  • Proporcionar una exención fiscal de un año para las pequeñas empresas con sede en Delaware (aquellas con menos de 50 empleados) por los primeros $100,000 en ingresos. Las restricciones por la pandemia de COVID-19 han devastado a las pequeñas empresas de Delaware. Esto incluye a muchos de nuestros propietarios únicos y empresas familiares. Debemos apoyar su recuperación.

  • Aprobar el Impacto de las Pequeñas Empresas/Revisión Regulatoria para obligar a todas las agencias estatales del poder ejecutivo a presentar, junto con cualquier regulación propuesta, una estimación precisa y de buena fe del costo de cumplimiento para las personas y las empresas.

  • Llevar a cabo una evaluación de las formas de mejorar las oportunidades de crecimiento para las pequeñas empresas, incluida la ayuda para controlar y reformar los costos incidentales del empleador, como el impuesto sobre los ingresos brutos y el costo de la compensación para trabajadores, que se encuentran entre los más altos de la nación, rivalizando con los estados de Nueva York y Nueva Jersey.

  • Aprobar una ley de reforma regulatoria integral. Delaware se está convirtiendo en una pesadilla regulatoria. Un análisis de Mercatus basado en datos de 2019 mostró que el Código Del. contiene 6.7 millones de palabras que explican 104,562 restricciones. Como medida del empleo total, superamos con creces a cualquier otro estado en cuanto a las palabras de las regulaciones estatales por empleado. El enorme gasto de contratar abogados y contadores para comprender y cumplir es una barrera para la creación de empleo para las empresas, tanto grandes como pequeñas. En los últimos años, el gasto excesivo, los impuestos más altos y las regulaciones más onerosas han hecho que sea cada vez más difícil construir un negocio y generar empleos en nuestro estado. Como resultado, Delaware actualmente se ubica entre los diez estados inferiores por la cola para iniciar un nuevo negocio.

DEVOLUCIÓN DE EMPLEOS Y COMPETITIVIDAD ECONÓMICA A DELAWARE

                                                                                                                            

Fuentes de calificación como U.S. News & World Report, WalletHub y Tax Foundation clasifican continuamente a Delaware como uno de los peores climas de negocios de la nación. Según el Centro de Análisis de la Economía y el Gasto del Gobierno de Delaware, Delaware ha tenido cinco recesiones desde 2009, en comparación con solo una a nivel nacional. La fortaleza económica es a la vez un reflejo y un factor que contribuye a una ciudadanía vibrante, próspera y consumada.


El Instituto Caesar Rodney ha informado que el ingreso personal per cápita de Delaware estaba un 18 % por encima del promedio nacional en 2002. Para 2020, estaba un 5 % por debajo del promedio nacional. Entre 2002 y 2020, las ganancias totales en EE. UU. aumentaron un 88 %, pero aumentaron solo un 47 % en Delaware. Entre 2002 y 2020, los ingresos a nivel nacional por inversiones aumentaron un 129 %, pero Delaware aumentó un poco menos del 89 %. Los pagos de transferencia (es decir, el apoyo del gobierno) aumentaron a nivel nacional un 332 % entre 2002 y 2020, pero en Delaware aumentaron casi un 400 %. El impacto del estancamiento económico en Delaware es significativo.

  • Nuestros jóvenes dejan el estado en busca de crecimiento y oportunidades laborales.

  • Los empresarios y las empresas en crecimiento se saltan Delaware por estados con políticas favorables al crecimiento.

  • El gobierno se vuelve cada vez más central para el apoyo económico, aumentando los costos para los contribuyentes.

Nuestro compromiso:

  • Derogar la subida de impuestos de 2017 a las transmisiones de inmuebles. Los costos de cierre de Delaware son los más altos de cualquier estado; a se aplica un impuesto de $10,000 a la compra de una casa de $250,000.

  • Perseguir un recorte de impuestos para la clase media y trabajadora. A pesar de su reputación, Delaware no es un estado de “bajos impuestos”. La recaudación de impuestos es la octava más alta per cápita de los 50 estados y D.C. En lugar de aumentar las tasas de impuestos individuales, como se ha propuesto año tras año en la Legislatura estatal, debemos ofrecer alivio del impuesto sobre la renta a la clase media y las familias trabajadoras.

  • Restablecer y aumentar el crédito fiscal para ciudadanos de la tercera edad en los impuestos sobre la propiedad. Estos ciudadanos no suelen tener hijos en la escuela, que es lo que financian esos impuestos, y con frecuencia tienen ingresos fijos.

  • Legislar la reforma fiscal para hacer crecer el negocio y estimular la contratación y el crecimiento. Esto debería incluir entre otros, incentivos para la capacitación/certificación de trabajadores adicionales y la reforma de la compensación de los trabajadores con el objetivo de controlar los altos costos de Delaware.

  • Aprobar legislación para eximir completamente el pago de jubilación militar de los impuestos estatales sobre la renta, independientemente de la edad. Hay 33 estados en total que reconocen el valor de agregar militares recién retirados a su fuerza laboral. La edad promedio de este trabajador es de 38 años y el rango promedio es Sargento Primero/E6. La persona promedio está casada con un cónyuge que trabaja e hijos a punto de ir a la universidad. Al no gravar la pensión militar, el estado obtendrá impuestos de los ingresos del jubilado y su cónyuge. Estas personas son trabajadoras, están en buena forma física y mental y están capacitadas en disciplinas valiosas que son atractivas para los posibles empleadores, como computadoras, construcción, ámbitos médicos y administración. Atraer a estos jóvenes jubilados a nuestro estado beneficiará a Delaware.
  • Mantener el salario mínimo competitivo y razonable. Los salarios de Delaware no están a la altura del resto del país. De hecho, ni siquiera han seguido el ritmo de la inflación. En la década entre 2009 y 2019, el salario promedio de la industria privada de Delaware pasó de estar por encima del promedio nacional a estar por debajo del promedio nacional. Algunos han determinado que el mejor camino es aumentar artificialmente el salario de los trabajadores menos calificados mediante la aplicación de un aumento del salario mínimo por decreto del gobierno. Pero a medida que la inflación continúa empeorando, muchos dueños y gerentes de negocios se han encontrado con pocas opciones más que reducir los costos laborales. Los trabajadores menos calificados son los primeros en ser eliminados de las industrias de Delaware. Si bien los demócratas argumentan que aumentar el salario mínimo proporciona una red de seguridad para los trabajos peor pagados, en realidad no siempre funciona de esa manera. Nuestro objetivo es devolver a Delaware a un entorno económico que proporcione empleos bien remunerados con salarios competitivos y cree oportunidades de progreso.

GARANTIZAR ELECCIONES SEGURAS

           ______________________________________________________

Los republicanos de Delaware están comprometidos con elecciones justas y seguras. Todo residente de Delaware que tenga derecho legal a votar debe poder hacerlo y saber que los resultados de las elecciones reflejan con precisión la decisión tomada por el electorado legítimo.

Ya en 2005, la Comisión Carter-Baker sobre Reforma Electoral Federal emitió su informe. Incluía, entre otras cosas, que la identificación con foto era fundamental para garantizar la integridad de nuestras elecciones. El informe también señaló que el voto en ausencia generalizado condujo fácilmente al fraude electoral. Además, encontraron que los archivos de votantes contenían votantes no elegibles, duplicados, ficticios y fallecidos. Lamentablemente, estas condiciones prepararon el escenario para el fraude electoral. A pesar de sus mejores esfuerzos, sabemos que las listas de votantes del Departamento de Elecciones no son precisas y no están actualizadas.

Cuando los individuos emiten su voto de manera fraudulenta, proyectan dudas sobre el resultado de una de las actividades más importantes de una población autónoma. El derecho al voto es sagrado. La responsabilidad de votar debe asumirse después de una cuidadosa consideración de la posición de cada candidato. Es fundamental asegurar la integridad de una elección y la fuerza del voto de cada persona. Debido a que el derecho al voto es fundamental para nuestra democracia, no suscribimos ninguna interferencia con el derecho de un ciudadano a ejercerlo.

Nuestro compromiso:

 

  • Aprobar legislación que requiera una identificación con foto emitida por el gobierno para todos los votantes.
  • Oponerse a la HB 75 que eliminaría las protecciones a los votantes de la Constitución y las colocaría al antojo de la Asamblea General.

  • Mantener los requisitos actuales para obtener una papeleta de voto en ausencia y verificar la veracidad de los reclamos de calificación de los votantes.

  • No contemplar el voto en ausencia permanente. Los votantes deben solicitar una papeleta de voto en ausencia para cada elección.
  • Requerir que el Departamento de Elecciones trabaje con las agencias estatales, el Registro de Testamentos (i.e., “Register of Wills”) y el Registrador de Escrituras de cada condado para asegurarse de que las listas de votantes sigan siendo válidas. Utilice la información que recopila cada agencia para asegurar la precisión de las listas de votantes, para eliminar a los que han fallecido y a los que ya no viven en esa dirección.

  • Prohibir el uso de dinero privado para la administración de elecciones.
  • Oponerse al registro en el mismo día a menos que la persona que así lo registra solo vote por papeleta provisional, para que la información proporcionada pueda verificarse antes de que se cuente el voto.

RESPETO A LA VIDA

         ______________________________________________________

Respetamos la vida y creemos en la protección de la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

 

Nuestro compromiso:

  • Promulgar la SB 108 (Richardson) que requeriría que un médico ofreciera imágenes de ultrasonido y auscultación de los latidos cardíacos fetales antes de interrumpir un embarazo.
  • Nos oponemos a la HB 160 (Baumbach), que permite que un médico ayude a un paciente a suicidarse. La investigación muestra que los médicos generalmente no son precisos al determinar los pronósticos para el final de la vida. Ya que menos médicos de cabecera ven a sus pacientes hospitalizados debido al uso de “hospitalistas”, estas predicciones de esperanza de vida se han vuelto menos precisas. El suicidio respaldado por el gobierno está mal.
  • Promulgar SB205 (Richardson, Dukes, 2018) que limita el aborto legal a las 20 semanas de gestación, la edad a la que los estudios han demostrado consistentemente que los niños por nacer pueden experimentar dolor.

Promesa del Partido Republicano

El Partido Republicano se compromete a trabajar con nuestras comunidades, empresas y miembros de la Asamblea General para implementar los Compromisos descritos en este plan para RESCATAR A DELAWARE.

Compañeros Delawareños:

El Plan de Rescate de Delaware 2022 refleja nuestra visión de los objetivos políticos claves que creemos que deberían implementarse. ¡Estos principios han sido desarrollados con el aporte de nuestros funcionarios republicanos electos, candidatos republicanos actuales y anteriores, nuestros comités regionales republicanos, nuestro presidente del partido estatal y muchos de ustedes!

Creemos que las propuestas de este documento cuentan con el apoyo de la mayoría de los habitantes de Delaware de todas las líneas políticas y conducirán a una mejor calidad de vida para todos los que viven en nuestro estado. Estos principios no están numerados porque no se presentan en orden de prioridad; cada una de ellas es importante por derecho propio. Juntos, representan nuestros valores y objetivos.

El Partido Demócrata ha controlado la Oficina del Gobernador desde la elección de Tom Carper en 1992. Desde 2008, el Partido Demócrata ha tenido un control firme de la Asamblea General de Delaware. En la actualidad, los demócratas tienen una ventaja de 26 a 15 en la Cámara de Representantes y una ventaja de 14 a 7 en el Senado. Además, todos los cargos electos en todo el estado están controlados por el Partido Demócrata. Entonces, sin exagerar, el gobierno estatal de Delaware está firmemente controlado por el Partido Demócrata. Desafortunadamente, esta regla de partido único no ha hecho nada para mejorar la calidad de la educación, la disponibilidad de servicios médicos o la prevención y reducción del crimen.

De hecho, los logros de Delaware han disminuido en esas áreas.

Pero para ser elegidos, reconocemos que los republicanos deben hacer más que decir que los principios demócratas son malos. Tenemos que ofrecer lo que nosotros, como Partido Republicano, trabajaremos afirmativamente para lograr, lo que creemos que salvará o rescatará a Delaware.

Hemos identificado las principales áreas de política donde la reforma es más necesaria, como el empleo, la educación, la atención médica y la seguridad pública. Ofrecemos una nueva perspectiva para mejorar estas áreas a través de sólidos principios republicanos y, cuando corresponda, soluciones basadas en el mercado y la comunidad. Estamos dispuestos a ser socios y aliados de los que crean empleo, empresarios, padres, proveedores de servicios, socorristas y ciudadanos de nuestro estado. ¡Es hora de hacer que Delaware funcione para todos!

Esperamos que los ciudadanos que lean este documento se sientan motivados a unirse con nosotros para Rescatar a Delaware.

RESUMEN EJECUTIVO                                                           

Según todos los barómetros importantes que miden la salud de una sociedad, nuestro estado ha caído en el estancamiento o el declive absoluto. Delaware se ubica en el último lugar o casi en el último lugar en las diversas áreas de atención médica, responsabilidad, transparencia, crecimiento económico, facilidad para hacer negocios, y competitividad con los estados vecinos en educación y oportunidades económicas. En el último auge económico anterior a COVID, Delaware fue uno de los dos únicos estados en los que la tasa de pobreza aumentó.

(en inglés):

https://www.caesarrodney.org/cri-focus-areas/Center-for-Analysis-of-Delaware-Economy-and-Government-Spending.htm

El propio Informe de calificaciones anual del Departamento de Educación de Delaware calificó al sistema educativo como un fracaso:

  • Solo el 42.18 % de los estudiantes eran competentes en lengua y literatura en inglés (ELA—”English Language Arts”)
  • Solo el 26.59 % de los estudiantes eran competentes en matemáticas
  • Solo el 58.58 % de los estudiantes de 12º grado estaban preparados para la universidad o una carrera

(en inglés):

En 2016, el Fondo de Educación del Grupo de Investigación de Interés Público de EE. UU. clasificó la transparencia fiscal de Delaware como C+. Increíblemente, este parámetro cayó a D+ en 2019. El Centro para la Integridad Pública clasifica a Delaware en el puesto 48 entre 50 estados en cuanto a integridad pública, transparencia y responsabilidad.

Y, sin embargo, estamos entre los más altos en gasto en asistencia médica, educación y gobierno estatal. Podemos hacerlo mejor, y debemos hacerlo. Aquí es donde creemos que tenemos que ir y cómo podemos llegar allí. 

PROTEGER LOS DERECHOS DE LOS CIUDADANOS DE DELAWARE      

La Asamblea General y nuestros otros funcionarios electos deben llevar a cabo los asuntos de la gente en público, permitiendo la observación y los comentarios. Deben seguir las reglas que permiten que se escuchen los proyectos de ley de todos los miembros, y deben responder a los deseos del público. La autoridad ejecutiva debe poder ser revisada por la legislatura cuando afecta significativamente a los ciudadanos o por períodos prolongados.

UNA EDUCACIÓN SUPERIOR PARA NUESTROS HIJOS QUE LOS PREPARE PARA COMPETIR EN LOS NEGOCIOS Y EN EL MUNDO

                                                                                          

Los padres tienen, y deben conservar, la máxima autoridad sobre el cuidado, la custodia y la educación de sus hijos. Deben ser vistos como socios de cualquier persona o institución educativa, y recibir toda la información que se les presente a sus hijos en la escuela o a través de un programa escolar. Los padres deben tener la autoridad para determinar a dónde quieren que asista su hijo a la escuela, y el dinero de sus impuestos debe seguir al niño.

Cualquier instrucción de los estudiantes, así como la formación de maestros y administradores, debe reforzar la premisa de que las características como la raza, el género, la orientación sexual y las creencias religiosas no definen las habilidades o el potencial de un individuo. Delaware debe establecer Zonas de Educación, siguiendo el modelo de las Zonas de Oportunidad, para brindar apoyo adicional y servicios ampliados a los estudiantes en escuelas que tienen resultados deficientes persistentes.

Debemos preparar a nuestros estudiantes para el éxito en la vida y los negocios, brindándoles educación cívica mejorada en todos los niveles de grado, educación financiera e instrucción en planificación de finanzas.

Los programas de Delaware financiados por los contribuyentes como, entre otros, la Ley FAST Act, el Programa de Pago de Préstamos para Proveedores de Atención Médica de Delaware, SEED, SEED+, y DIMER, requieren que los resultados medidos se informen anualmente, tanto al público como a la legislatura estatal.

MEJORAR LOS RESULTADOS DE LA ATENCIÓN MÉDICA/REDUCIR LOS COSTOS DE LA ATENCIÓN MÉDICA

                                                                                        

Delaware tiene un grave problema de adicción a los opioides que no se ha abordado con éxito con nuestro enfoque actual. Deberíamos convocar una comisión de expertos para proponer reformas al sistema de rehabilitación de drogas de Delaware para mejorar la cobertura y el rendimiento. Proponemos ampliar la Iniciativa Ángel para permitir que los adictos se presenten ante las fuerzas del orden público para recibir tratamiento por adicción, aunque creemos que deberíamos exigir que los adictos sigan respondiendo por las órdenes de arresto pendientes.

Necesitamos reducir los costos y hacer que la atención médica sea más accesible. Delaware debería seguir el ejemplo de otros estados y eliminar el Certificado de Necesidad (ahora llamado Certificado de Revisión Pública) para fomentar la competencia.

Proponemos que Delaware amplíe las alternativas de atención médica para nuestros ciudadanos y apruebe una legislación que permita a los ciudadanos y empresas de Delaware comprar seguros médicos de nuestros estados vecinos. Deberíamos permitir la reciprocidad de licencias médicas con los estados vecinos, establecer incentivos para que nuestros hospitales creen programas de residencia y brindar una mejor transparencia de precios a los consumidores.

También debemos crear incentivos para que las pequeñas empresas brinden cobertura de seguro médico a sus trabajadores. Se debe alentar a las empresas a crear Cuentas de Reembolso de Salud (HRAs) con incentivos de crédito fiscal, y debemos ampliar los criterios de elegibilidad para que los habitantes de Delaware abran Cuentas de Ahorro para la Salud.

MEJORAR LA SEGURIDAD PÚBLICA

Apoyamos la inmunidad calificada—o sea la protección de las fuerzas del orden público de demandas frívolas—y la Declaración de Derechos de los Agentes del Orden Público. Reconocemos el valor de una presencia policial en nuestras escuelas y apoyamos el mantenimiento de Oficiales de Recursos Escolares para proteger a los estudiantes y al personal.

Delaware debe aumentar los fondos y la formación de las agencias policiales de Delaware para perseguir, detener y condenar a los traficantes de opioides con receta, heroína, fentanilo y drogas ilegales. Para combatir los delitos violentos, debemos establecer un Cuerpo Especial de las Agencias de Policía que incluya Libertad Condicional, Cuerpos de Seguridad, la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos y la Oficina del Fiscal General para atacar a los delincuentes violentos y sacarlos de la calle.

Para fomentar las oportunidades de participación de los estudiantes en la comunidad de seguridad pública, apoyamos el establecimiento de programas de cadetes de seguridad pública similares a los programas Jr. ROTC presentes en muchas de nuestras escuelas secundarias.

ASEGURAR Y PRESERVAR UN DELAWARE HABITABLE

Sorprendentemente, algunos ciudadanos de Delaware todavía tienen tuberías de plomo en sus hogares. Deberíamos otorgar subvenciones para pagar la remediación de esas tuberías. Además, hay muchos hogares con agua potable sucia. Las soluciones a largo plazo están lejos. Proponemos subvenciones para sistemas de filtración para garantizar agua potable limpia mientras se implementan soluciones permanentes.

Los mayores contribuyentes a los residuos son las empresas. Deberíamos proporcionar incentivos para que las empresas reciclen.

Introducir áreas a gran escala para flores silvestres y polinizadores, como franjas medianas y prados en tierras de propiedad estatal que no se utilizan de otra manera.

SÉ UN SOCIO DE LAS PEQUEÑAS EMPRESAS DE DELAWARE

Actualmente, Delaware se encuentra entre los peores diez estados para iniciar un nuevo negocio.

Para fortalecer las pequeñas empresas, el motor de nuestra economía, Delaware debe proporcionar una exención fiscal de un año para las pequeñas empresas con sede en Delaware (aquellas con menos de 50 empleados) por el primer $100,000 en ingresos y reducir los gastos operativos del empresario, como los costos del impuesto sobre los ingresos brutos y compensación para trabajadores, que son entre los más altos de la nación.

También deberíamos considerar una revisión regulatoria/de impacto en las pequeñas empresas para obligar a todas las agencias estatales del poder ejecutivo a presentar, junto con cualquier regulación propuesta, una estimación precisa de cumplimiento para las personas y las pequeñas empresas.

DEVOLUCIÓN DE EMPLEOS Y COMPETITIVIDAD ECONÓMICA A DELAWARE

                                                                                  

Delaware implementó medidas fiscales cuando los ingresos eran escasos. Aunque recientemente hemos tenido excedentes significativos, Delaware no ha devuelto esos fondos a los contribuyentes. Deberíamos revocar el aumento de impuestos sobre las transferencias de bienes y raíces, buscar un recorte de impuestos para la clase media y trabajadora, restablecer o aumentar el crédito fiscal para personas de la tercera edad sobre los impuestos a la propiedad y promulgar una reforma fiscal para empresas en crecimiento para estimular la contratación y el crecimiento.

GARANTIZAR ELECCIONES SEGURAS

                                                                                  

Las elecciones seguras son necesarias para una ciudadanía segura y confiada—una parte importante de cualquier democracia. Deberíamos aprobar una legislación en Delaware que requiera una identificación con foto emitida por el gobierno para todos los votantes, proteger la integridad de nuestros votos al oponernos a una lista permanente de votantes en ausencia, exigir que el Departamento de Elecciones trabaje con las agencias estatales, el Registro de Testamentos y el Registrador de Escrituras de cada condado para garantizar que las listas de votantes sigan siendo válidas, prohibir el uso de dinero privado para administrar las elecciones, y oponerse al registro el mismo día, a menos que la persona que registre vote solamente mediante una papeleta provisional para permitir la verificación de la información proporcionada antes de que la votación provisional se cuente.

PROTEGER Y RESPETAR LA VIDA

                                                                                        

Respetamos la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Apoyamos la promulgación de leyes que limiten el aborto después de las 20 semanas de gestación, la edad a la que los estudios han demostrado consistentemente que los niños por nacer pueden experimentar dolor, y eso requeriría que un médico ofrezca imágenes de ultrasonido y auscultación de los latidos cardíacos fetales antes de interrumpir un embarazo.

Nos oponemos a cualquier ley que permita a un médico ayudar a un paciente a suicidarse. La investigación muestra que los médicos generalmente no son precisos al determinar los pronósticos para el final de la vida. Ya que menos médicos de cabecera ven a sus pacientes hospitalizados debido a los “hospitalistas”, estas predicciones de esperanza de vida se han vuelto menos precisas. El suicidio respaldado por el gobierno está mal.

EL PLAN DE RESCATE DELAWARE

                                                                                        

PROTEGER LOS DERECHOS DE LOS CIUDADANOS DE DELAWARE CREANDO UN GOBIERNO VERDADERAMENTE REPRESENTATIVO

 

Los republicanos de Delaware reconocen que el papel más fundamental del gobierno es proteger los derechos de los ciudadanos de Delaware. Necesitamos restaurar la transparencia de nuestro gobierno estatal que durante demasiado tiempo ha trabajado para apoyar los intereses de quienes están en el poder y no las necesidades de la gente. Para ello, todos los niveles de gobierno deben operar con el máximo nivel de transparencia. Deben mantenerse controles y equilibrios, y la estructura del gobierno debe minimizar cualquier oportunidad de que un funcionario afecte los derechos de los ciudadanos a través de sus caprichos individuales.

Actualmente, los demócratas han introducido legislación (SB 155) para hacer que los registros públicos sean aún más inaccesibles para los habitantes de Delaware. Debemos luchar para que nuestro gobierno sea más accesible para las personas a las que gobierna.

Nuestro compromiso:

 

  • Introducir reglas al Senado del Estado de Delaware, similares en forma y función a las reglas que rigen la Cámara de Representantes del Estado de Delaware. En la actualidad, el Senado del Estado no tiene suficientes reglas para permitir que todos los Senadores sean escuchados.
  • Asegurar que cada proyecto de ley sea presentado a un comité donde pueda ser discutido sobre sus méritos y permitir la participación del público. Muchas propuestas de ley se retrasan indefinidamente debido a la suspensión o el incumplimiento de las Reglas de la Cámara, que están diseñadas para que los proyectos de ley se escuchen en el comité no más de (12) días legislativos después de su presentación. La Legislatura del Estado debe ocuparse de los asuntos del pueblo en un foro abierto donde los ciudadanos tengan la oportunidad de observar el debate y expresar sus opiniones.
  • Atender a los asuntos legislativos en el calendario legislativo antes de levantar la sesión. En la actualidad, las sesiones finalizan (a menudo debido a juegos políticos) antes de escuchar y votar la legislación que se le ha dicho al público que se escuchará ese día.
  • Exigir y asegurar que cada acto legislativo que tenga un costo para los contribuyentes vaya acompañado de una rendición de cuentas honesta de su impacto fiscal.
  • Buscar la verdadera transparencia en los asuntos de ambas cámaras de la Legislatura del Estado. Esto incluye sesiones virtuales grabadas y en tiempo real para que las personas puedan tener un asiento de primera fila para la conducción de sus asuntos por parte de sus legisladores.
  • Promulgar una versión revisada (cambiando las fechas aplicables) del Proyecto de Ley 236 de la Cámara de Representantes (2021, Smith) que reformaría el proceso de redistribución de distritos legislativos del estado de Delaware con un sistema innovador que garantizaría que ambas partes tuvieran la misma participación en la remodelación equitativa de las líneas distritales siguiendo el Censo de EE. UU.
  • Implementar a través de la legislación la totalidad del Proyecto de Ley de la Cámara No. 167 (2019, Postles), que exige que las diversas agencias estatales presenten declaraciones reales de impacto regulatorio y costos proyectados. También responsabiliza a que las agencias revisen las reglamentaciones que están potencialmente desactualizadas o los costes superan los beneficios. Los reglamentos obsoletos, o aquellos reglamentos que no están logrando su propósito establecido de manera eficiente, deben eliminarse del Código de Delaware. Además, cualquier agencia estatal que proponga una regulación adicional debe proporcionar una contabilidad precisa y razonable del costo para los residentes de Delaware y las empresas de Delaware.
  • Implementar la totalidad del Proyecto de Ley de la Cámara No. 203 (2021, Shupe), que impide que los gobiernos suspendan las solicitudes de la Ley de Libertad de Información (FOIA) durante un estado de emergencia.
  • Modificar los procedimientos de FOIA para incluir la directiva de que el empleado responsable del estado de Delaware instruya al solicitante sobre cómo modificar una solicitud para cumplir con la provisión de los documentos solicitados, incluido el asesoramiento para reducir una solicitud y una discusión de los costos para el solicitante y/o la agencia.
  • Aprobar la HB 49 (Collins, 2021) o un proyecto de ley similar que disponga que la Asamblea General apruebe declaraciones prolongadas de emergencia. Reconocemos la autoridad estatutaria del Gobernador para actuar en caso de emergencia o desastre. Este requisito de aprobación puede ser dispensado solo cuando no sea posible que ambas cámaras de la Asamblea General convoquen un quórum, ya sea en persona o virtualmente. El Gobernador debe conservar la autoridad para dar por terminadas las Órdenes de Emergencia sin aprobación cuando haya pasado la emergencia o el desastre.

UNA EDUCACIÓN SUPERIOR PARA NUESTROS HIJOS QUE LOS PREPARE PARA COMPETIR EN LOS NEGOCIOS Y EN EL MUNDO

                                                                                                                            

Delaware está fracasando en la educación de nuestros niños. Esta es la evaluación del libreto de notas del propio Departamento de Educación. Delaware se clasifica por debajo de sus vecinos en competencia en lectura y matemáticas, índices de graduación de la escuela secundaria y brecha de logros. Esto es a pesar del gasto en educación per cápita que rivaliza con los estados vecinos. El Departamento de Educación tiene un presupuesto de aproximadamente $1 billón de dólares que se traduce en aproximadamente $16-$17 mil dólares por estudiante. No estamos obteniendo un buen rendimiento de nuestra inversión, y la respuesta de gastar más dinero al problema no está funcionando. Los resultados educativos relativamente deficientes están imponiendo un costo social y económico serio para nuestros estudiantes y nuestro estado, además de obstaculizar el atractivo de Delaware para inversionistas y profesionales.

Durante demasiados años, hemos arrojado dinero al problema. Claramente, esa no es la respuesta porque los resultados no son un rendimiento adecuado de esa inversión. Es hora de buscar nuevas soluciones audaces que brinden a nuestros niños mayores oportunidades de progreso y respalden un entorno económico más sólido para todos los habitantes de Delaware.

Cerrar las escuelas como resultado de lo que consideramos una respuesta mal concebida al COVID solo ha exacerbado la lucha que enfrentan nuestros niños en su intento de lograr una educación que los prepare para la vida adulta. Un nuevo estudio de la Universidad Johns Hopkins ha demostrado que los confinamientos hicieron poco para detener la mortalidad por COVID.

(en inglés):

https://sites.krieger.jhu.edu/iae/files/2022/01/A-Literature-Review-and-Meta-Analysis-of-the-Effects-of- Lockdowns-on-COVID-19-Mortality.pdf

Otros estudios han mostrado las terribles consecuencias de cierres de escuelas y el aislamiento que crearon para nuestros niños. Los expertos dicen que el impacto total puede no ser evidente hasta que hayan pasado años.

Delaware necesita implementar iniciativas nuevas y variadas que apoyen un aprendizaje mejor y más relevante por parte de los estudiantes de Delaware, para incluir los fundamentos que son críticos para su éxito. Debería haber más rendición de cuentas sobre cuánto dinero se gasta y qué resultados se esperan. Aquellos estudiantes que han sido privados de manera más consistente de una educación que los prepare para leer y tener trabajos bien remunerados deben recibir cierta prioridad en un plan para mejorar el rendimiento en todo el estado. Todos los estudiantes deben ser valorados y alentados a sobresalir. Toda la instrucción de los estudiantes, así como la formación de maestros y administradores, debe operar sobre la premisa de que características como la raza, el género, la orientación sexual y las creencias religiosas no definen las habilidades o el potencial de éxito de un individuo. Los padres deben ser socios en el desarrollo e implementación de estas iniciativas educativas y deben poder elegir a qué escuela asistirán sus hijos. Finalmente, nuestros niños y maestros deben estar y sentirse seguros en la escuela. Los incidentes que involucren cualquier tipo de violencia o incidentes de naturaleza sexual deben ser informados públicamente.

Nuestro compromiso:

 

  • Enmendar la Constitución de Delaware a través de la legislación apropiada que establezca una “Declaración de Derechos de los Padres” basada en HB 145 (Postles, 2019). Declarar que, en Delaware, los derechos y responsabilidades por el cuidado, la custodia y el control de un niño, así como las decisiones educativas dentro de la ley, residen primero en el padre o tutor y que los padres son socios y no están subordinados a los educadores o administradores en el sistema educativo.
  • Promulgar la “Ley del Derecho a Saber Sobre la Educación de Delaware” (Postles, 2022). Según la iniciativa de ley, cada escuela pública de Delaware necesitaría establecer un portal web en el que el público pudiera acceder a planes de lecciones, descripciones de materiales didácticos, libros de texto y recursos digitales que los educadores planean utilizar en cada curso. También se publicaría en este portal: la política de la escuela sobre cómo se comunica la información a los padres/tutores y otras partes interesadas sobre los incidentes violentos que ocurren en la escuela; qué servicios de atención médica se ofrecen en la escuela y cómo se maneja la notificación y el consentimiento de los padres/tutores con respecto a estos servicios. Además, el proyecto de ley requiere que cada padre o tutor tenga derecho a reunirse con cada educador que enseña a sus hijos al menos una vez al año.
  • Promulgar la Elección de Escuela, otorgando a los padres el derecho de determinar a qué escuela asiste su(s) hijo(s) y permitir que el dinero de los contribuyentes siga al niño.

  • Toda la instrucción de los estudiantes, así como la formación de maestros y administradores, debe operar sobre la premisa de que las características como la raza, el género, la orientación sexual y las creencias religiosas no definen las habilidades o el potencial de un individuo. Debería prohibirse la enseñanza de lo contrario.
  • Establecer Zonas de Educación, siguiendo el modelo de las Zonas de Oportunidad, en las que las escuelas que han tenido un desempeño deficiente consistentemente reciben recursos adicionales para proporcionar un entorno seguro para aprender y participar en una interacción social segura, incluidos los servicios recreativos y educativos antes y después de la escuela, como actividades de clubes y tutoría. Nuestra prioridad debe ser ofrecer a los niños que actualmente no tienen acceso a una educación sólida, como lo demuestran las evaluaciones de rendimientos consistentes, la oportunidad de obtener los fundamentos y las habilidades para ayudarlos a tener éxito.
  • Rediseñar las escuelas secundarias y preparar a los estudiantes para el lugar de trabajo. Instituir disciplinas amplias y diversas, formación en comercio directo y habilidades, y aprendizajes para estudiantes en edad de escuela secundaria. Los graduados de Delaware deberían poder competir por los trabajos que están disponibles en este momento. Proporcionar oportunidades para el aprendizaje de habilidades comerciales.

  • Comprobar y revisar el conjunto de las pruebas de las escuelas públicas de Delaware, con el objetivo final de mejorar los resultados educativos de Delaware. Utilice el SAT, como lo hacen muchos estados, para aquellos estudiantes que tienen planes postsecundarios y pueden necesitar la evaluación para ingresar a la universidad, en lugar de pagar para que todos los estudiantes tomen el examen, independientemente de sus planes postsecundarios.


  • Promulgar SB232 (Richardson) que exigiría que los estudiantes aprendan sobre la Constitución y sus derechos y responsabilidades como ciudadanos de los Estados Unidos. Un estudio mostró que solo el 26 por ciento de los estadounidenses podía nombrar las tres ramas del gobierno. Eso es inaceptable. Apoyar los requisitos mejorados de educación cívica para todos los estudiantes en todos los niveles de grado para desarrollar ciudadanos que comprendan el papel adecuado del gobierno y estén comprometidos con el éxito de nuestro estado y país. Incluir asociaciones con organizaciones comunitarias, como el Centro de Educación Relacionado con la Ley de Delaware, para abordar la falta de conocimiento sobre los gobiernos de Delaware y de los Estados Unidos.

  • Preparar a los estudiantes para la edad adulta con las herramientas para la educación y la independencia financieras. Desarrollar y apoyar un plan de estudios en la escuela intermedia y secundaria para enseñar disciplinas tales como el encuadre del estado de une cuenta de cheques, el presupuesto del hogar, la inversión y la planificación de eventos de la vida como formar una familia, pagar la universidad y la jubilación.

  • Promulgar la SB 206 (Richardson) que requeriría que a los estudiantes de 10º grado se les enseñe ideología política comparada, incluidos el comunismo y el totalitarismo, para que puedan evaluar el valor de las libertades que disfrutan en una democracia.

  • Devolver la toma de decisiones sobre el plan de estudios y las ofertas de cursos al aula y a las administraciones locales, donde pertenece. El sistema educativo de Delaware se está alejando de los maestros y los comités escolares y los estudiantes han sufrido.

  • Para los programas de Delaware financiados por los contribuyentes, incluidos, entre otros, la Ley FAST, el Programa de reembolso de préstamos para proveedores de atención sanitaria de Delaware, SEED, SEED+ y DIMER, se requiere que los resultados medidos se presenten anualmente, tanto al público como a la Legislatura estatal. Los resultados que deben presentarse deben incluir las tasas de graduación y la eficacia del programa en la colocación de los estudiantes en la profesión correspondiente.
  • Para fomentar las oportunidades de participación de los estudiantes en la comunidad de seguridad pública, apoyamos el establecimiento de programas de cadetes de seguridad pública similares a los programas Jr. ROTC presentes en muchas de nuestras escuelas secundarias.

Mejore los resultados de atención médica/reduzca los costos de atención médica

                                                                                                                            

Los republicanos de Delaware apoyan un sistema de salud sólido, innovador y rentable. Para brindar la mejor atención médica del mundo, debemos aumentar nuestra confianza en el poder de las fuerzas del mercado y garantizar un nivel razonable de regulación.

Gran parte del sureste del condado de New Castle y todos los condados de Kent y Sussex están designados como áreas médicamente desatendidas (“Medically Underserved Areas”—MUA) por la Administración de Recursos y Servicios de Salud de EE. UU. (“Health Resources and Services Administration”—HRSA). La cantidad de médicos de atención primaria que brindan atención directa al paciente en Delaware disminuyó un 6 % entre 2013 y 2018. Factores tales como salarios más bajos, escuelas de baja calidad en el área, falta de vivienda adecuada y la falta de oportunidades laborales para los cónyuges se mencionaron como razones de la baja tasa de retención de médicos en Delaware.

Hay cambios directos en las políticas de seguros y regulaciones que pueden ayudar a reducir los costos y brindar una atención médica superior a los habitantes de Delaware. Parte de la razón por la cual los costos de atención médica son tan altos es la falta de competencia que existe en la prestación de atención médica en Delaware. Mucho de esto se ve exacerbado por los mandatos de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (“the Affordable Care Act”). Los habitantes de Delaware tienen derecho a esperar que las opciones de atención médica sean abundantes y asequibles, y el sistema de atención médica de Delaware debe maximizar las opciones y permitir que las familias tomen sus propias decisiones de atención médica.

La Asamblea General de Delaware ha creado un laberinto burocrático de sobrerregulación en la provisión de servicios de atención médica en Delaware—lo que hace proteger el monopolio de los servicios de atención médica. El Certificado de Necesidad (“Certificate of Need” or “CON”), discutido más adelante, impone una regulación onerosa y un proceso de revisión que restringe el desarrollo de nuevos sitios de atención médica. Esto afecta no solo a los hospitales y los centros de atención de urgencia, sino también a los hogares de ancianos, los centros de tratamiento de diálisis y otros centros similares. Quince estados han derogado sus leyes CON debido al impacto negativo en la competencia y el acceso a la atención médica. El Instituto Caesar Rodney preparó un documento que revisa el impacto de los requisitos del Certificado de Necesidad en Delaware y el caso de revocación.

(en inglés):

Nuestro compromiso:

  • Convocar una comisión para reformar el sistema de rehabilitación de drogas de Delaware y aprobar legislación para llevar a cabo sus recomendaciones. Delaware tiene la decimotercera tasa de opioides fatales más alta en los EE. UU., así como el tercer costo per cápita más alto de los costos de atención médica relacionados con los opioides de cualquier estado. La Universidad de Delaware estima que 1% de los habitantes de Delaware depende de los opioides. La capacidad total para el tratamiento de la dependencia de opiáceos en Delaware es solo un tercio de lo que se necesita. Las estadísticas de las tasas de éxito reales del sistema de rehabilitación de drogas en Delaware son muy difíciles de encontrar, pero lo que es claro es que el sistema actual está fallando. Deberíamos comprometernos a investigar las mejores prácticas de los estados más exitosos y desarrollar programas piloto con el objetivo de reducir las tasas de recaída y muerte.
  • Aprobar legislación que permita a los ciudadanos y empresas de Delaware comprar seguros de salud de nuestros estados vecinos (Pensilvania, Nueva Jersey, Maryland y Virginia) y/o ampliar las alternativas disponibles para los habitantes de Delaware en el estado.
  • Iniciar un cambio en la regulación que permita la reciprocidad de licencias médicas de nuestros estados vecinos. Como ejemplo, las legislaturas y las consejos de enfermería de 37 estados y un territorio se han unido al Compacto de licencias de enfermería (“Nursing Licensure Compact”—NLC), lo que permite a las enfermeras que tienen una licencia compacta ejercer en cualquiera de los estados miembros del NLC (“Nursing Licensure Compact”). Los ciudadanos de Delaware se beneficiarían si los médicos adoptaran un modelo similar.

  • Desmantelar el Consejo de Recursos de Salud (“Health Resources Board”—HRB) y su supervisión fallida de la Comisión de Atención Médica de Delaware (“Delaware’s Health Care Commission”—DHCC) y eliminar el Certificado de Revisión Pública (“Certificate of Public Review”—CPR), que era el programa Certificado de Necesidad (“Certificate of Need”—CON) de una vez por todas. Un estudio de 2017 realizado por el Centro Mercatus de la Universidad George Mason documentó que los gastos de atención médica del estado podrían reducirse en $270 millones al año si se eliminara el programa CON. A nivel nacional, los resultados de estudios similares han llevado a 15 estados a derogar sus leyes CON.

  • Aprobar legislación para proporcionar incentivos a hospitales sin fines de lucro para contratar y capacitar a médicos de atención primaria a través de programas de residencia.

  • Reformar y eliminar las barreras regulatorias para el acceso y uso de la Telesalud.
  • Brindar incentivos para que las pequeñas empresas brinden cobertura de seguro médico a sus trabajadores. Se debe alentar a las empresas a crear Cuentas de Reembolso de Salud (“Health Reimbursement Accounts”—HRA) con incentivos de crédito fiscal.

  • Ampliar la elegibilidad a los habitantes de Delaware para abrir cuentas de ahorros para la salud, lo que les permite ahorrar dinero para gastos de atención médica libres de impuestos. Eliminar las regulaciones que impiden que las personas con Medicare y sin planes de salud con deducibles altos tengan acceso a las HSA. Esto les da a las familias ($7,200) y a las personas ($3,600) la capacidad de ahorrar para tomar sus propias decisiones sobre el cuidado de la salud.

MEJORAR LA SEGURIDAD PÚBLICA

                                                                                                                            

Los republicanos de Delaware están comprometidos a la igualdad ante la ley. Las fuerzas del orden público deben recibir suficientes recursos para servir a la comunidad. Al mismo tiempo, aquellos que traicionan la confianza pública deben rendir cuentas. Las leyes deben aplicarse antes de introducir nuevas leyes para curar los males resultantes de la falta de aplicación efectiva de nuestras leyes actuales.

Nuestro compromiso:

  • Aprobar legislación basada en HB 13 (2021, Yearick), que aumenta la pena por posesión de un arma de fuego en la comisión de un delito grave. Aumentar la pena de tres a cinco años para la mayoría de los acusados y para aquellos con dos condenas por delitos graves anteriores de cinco a diez años.

    • La mayoría de los delitos relacionados con armas de fuego presentados en Delaware (69% en 2018) se retiran o desestiman. Es hora de que la Oficina del Procurador General comience a procesar la posesión de un arma de fuego durante la comisión de un delito grave. La gran mayoría de los actos violentos relacionados con armas en Delaware son perpetrados por exconvictos. Para aquellas personas a las que se les prohíba la tenencia de un arma de fuego debido a una condena previa por un delito grave, exigir que la Fiscalía General acuse a esos demandados.

    • Comisionar un grupo de trabajo de representantes del Consejo del Jefe de Policía, la Asociación de Policía de Delaware (“The Delaware Troopers Association), la Orden Fraternal de la Policía y la Oficina del Procurador General para revisar los desafíos a nuestra Comunidad de Aplicación de la Ley. Implementar estrategias para apoyar una mayor capacitación e identificar barreras y desafíos para el reclutamiento y la retención de oficiales.

  • Preservar la inmunidad calificada, protegiendo a las fuerzas del orden de demandas frívolas. Proteger la Declaración de Derechos de los Agentes del Orden Público (i.e., Law Enforcement Bill of Rights).
  • Presentar una iniciativa doble para ganar la lucha contra la adicción generalizada a los opioides. Ampliar la Iniciativa Angel para permitir que los adictos se presenten ante las fuerzas del orden público para ser dirigidos a un tratamiento por adicción. Los adictos aún deben responder por las órdenes de arresto pendientes. Esto debe combinarse con una mayor financiación y capacitación para la Policía Estatal de Delaware y otras agencias con el objetivo de perseguir, detener y condenar a los traficantes de opioides recetados, heroína, fentanilo y drogas ilegales.

    • Para fomentar las oportunidades de participación de los estudiantes en la comunidad de seguridad pública, apoyamos el establecimiento de programas de cadetes de seguridad pública similares a los programas Jr. ROTC presentes en muchas de nuestras escuelas secundarias.

    • Nos oponemos a la remoción de los Oficiales de Recursos Escolares de nuestras escuelas. Apoyamos la seguridad en nuestras escuelas y reconocemos el valor de tener una presencia policial para garantizar la seguridad tanto de los estudiantes como del personal.
  • La violencia armada en la ciudad de Wilmington está fuera de control y debe detenerse. En un informe presentado por Chris Barrish de WHYY, Wilmington tiene una tasa de muerte por arma de fuego de 1 muerte por cada 1820 residentes. Esto supera a Filadelfia, que tiene una tasa de 1 por cada 3.000 habitantes. La Administración de la Ciudad y la Oficina del Procurador General han fallado en su deber de proteger a los ciudadanos de esa ciudad que hace tiempo fue vital. Instamos a la financiación para establecer un grupo de trabajo de agencias de aplicación de la ley, incluidas las agencias de libertad condicional, las fuerzas del orden público, la Oficina del Procurador de los Estados Unidos y la Oficina del Fiscal General, para atacar a los delincuentes violentos y sacarlos de la calle. Es hora de enjuiciar a estos criminales violentos y restaurar el orden y la seguridad de nuestras familias en Wilmington, que ya han sufrido suficiente.

ASEGURAR Y PRESERVAR UN DELAWARE HABITABLE

                                                                                                                            

Los republicanos de Delaware creen que una buena integridad ambiental conduce a una población libre y próspera. Las medidas para proteger el medio ambiente deben realizarse en colaboración con los intereses privados siempre que sea posible para evitar la ineficacia que resulta de la politización de los desafíos a abordar.

Necesitamos un enfoque sensato para proteger nuestro medio ambiente y permitir el crecimiento y la posibilidad de que los residentes y turistas participen en las actividades que hacen de Delaware un lugar deseable para vivir y jugar.

Nuestro compromiso:

  • Proporcionar incentivos para que las empresas reciclen. Muchas empresas comerciales no reciclan debido a los altos costos adicionales. Los desechos comerciales/industriales eclipsan los de los ciudadanos privados. Es hora de desarrollar exenciones fiscales para las instalaciones comerciales que optan por reciclar.

  • Muchas comunidades en todo Delaware incluyen hogares que no tienen acceso a agua potable limpia. Se ha aprobado legislación para mitigar esta situación. Desafortunadamente, puede llevar una década o más encontrar una solución. Estas familias de Delaware necesitan ayuda ahora. Aprobar HB 69 (2021, Shupe) para otorgar subvenciones para sistemas de filtración para garantizar agua potable limpia ahora. 
  • Sorprendentemente, Delaware todavía tiene un problema de fontanería de plomo. Proporcionar fondos o subvenciones para garantizar finalmente la remediación del plomo en las tuberías de plomo que ingresan directamente a las viviendas residenciales.

  • Introducir áreas a gran escala para flores silvestres y polinizadores. Esto incluiría áreas tales como franjas medianas y prados en terrenos de propiedad estatal que no se utilizan de otra manera.

SÉ UN SOCIO CON LAS PEQUEÑAS EMPRESAS DE DELAWARE

                                                                                                                            

Los republicanos de Delaware reconocen que las pequeñas empresas son el motor del progreso, de la innovación y de la prosperidad en todo el estado. El exceso de regulación tiende a frustrar a las pequeñas empresas y consolida la posición de los poderes arraigados. Nuestro clima de negocios debe alentar a los recién llegados, lo que generará un entorno empresarial competitivo y productivo. El gobierno de Delaware y las pequeñas empresas de Delaware deben volver a ser aliados. El auge económico de las décadas de 1980 y 1990 en Delaware fue el resultado de las mentes creativas y entusiastas de los creadores de empleo, el arduo trabajo de nuestra fuerza laboral y el capital libre, ligeramente regulado y con impuestos bajos. Y fueron ayudados en gran parte por políticas inteligentes y por el buen gobierno de grandes líderes como Pete DuPont y Bill Roth.

Nuestro compromiso:

  • Proporcionar una exención fiscal de un año para las pequeñas empresas con sede en Delaware (aquellas con menos de 50 empleados) por los primeros $100,000 en ingresos. Las restricciones por la pandemia de COVID-19 han devastado a las pequeñas empresas de Delaware. Esto incluye a muchos de nuestros propietarios únicos y empresas familiares. Debemos apoyar su recuperación.

  • Aprobar el Impacto de las Pequeñas Empresas/Revisión Regulatoria para obligar a todas las agencias estatales del poder ejecutivo a presentar, junto con cualquier regulación propuesta, una estimación precisa y de buena fe del costo de cumplimiento para las personas y las empresas.

  • Llevar a cabo una evaluación de las formas de mejorar las oportunidades de crecimiento para las pequeñas empresas, incluida la ayuda para controlar y reformar los costos incidentales del empleador, como el impuesto sobre los ingresos brutos y el costo de la compensación para trabajadores, que se encuentran entre los más altos de la nación, rivalizando con los estados de Nueva York y Nueva Jersey.

  • Aprobar una ley de reforma regulatoria integral. Delaware se está convirtiendo en una pesadilla regulatoria. Un análisis de Mercatus basado en datos de 2019 mostró que el Código Del. contiene 6.7 millones de palabras que explican 104,562 restricciones. Como medida del empleo total, superamos con creces a cualquier otro estado en cuanto a las palabras de las regulaciones estatales por empleado. El enorme gasto de contratar abogados y contadores para comprender y cumplir es una barrera para la creación de empleo para las empresas, tanto grandes como pequeñas. En los últimos años, el gasto excesivo, los impuestos más altos y las regulaciones más onerosas han hecho que sea cada vez más difícil construir un negocio y generar empleos en nuestro estado. Como resultado, Delaware actualmente se ubica entre los diez estados inferiores por la cola para iniciar un nuevo negocio.

DEVOLUCIÓN DE EMPLEOS Y COMPETITIVIDAD ECONÓMICA A DELAWARE

                                                                                                                            

Fuentes de calificación como U.S. News & World Report, WalletHub y Tax Foundation clasifican continuamente a Delaware como uno de los peores climas de negocios de la nación. Según el Centro de Análisis de la Economía y el Gasto del Gobierno de Delaware, Delaware ha tenido cinco recesiones desde 2009, en comparación con solo una a nivel nacional. La fortaleza económica es a la vez un reflejo y un factor que contribuye a una ciudadanía vibrante, próspera y consumada.


El Instituto Caesar Rodney ha informado que el ingreso personal per cápita de Delaware estaba un 18 % por encima del promedio nacional en 2002. Para 2020, estaba un 5 % por debajo del promedio nacional. Entre 2002 y 2020, las ganancias totales en EE. UU. aumentaron un 88 %, pero aumentaron solo un 47 % en Delaware. Entre 2002 y 2020, los ingresos a nivel nacional por inversiones aumentaron un 129 %, pero Delaware aumentó un poco menos del 89 %. Los pagos de transferencia (es decir, el apoyo del gobierno) aumentaron a nivel nacional un 332 % entre 2002 y 2020, pero en Delaware aumentaron casi un 400 %. El impacto del estancamiento económico en Delaware es significativo.

  • Nuestros jóvenes dejan el estado en busca de crecimiento y oportunidades laborales.

  • Los empresarios y las empresas en crecimiento se saltan Delaware por estados con políticas favorables al crecimiento.

  • El gobierno se vuelve cada vez más central para el apoyo económico, aumentando los costos para los contribuyentes.

Nuestro compromiso:

  • Derogar la subida de impuestos de 2017 a las transmisiones de inmuebles. Los costos de cierre de Delaware son los más altos de cualquier estado; a se aplica un impuesto de $10,000 a la compra de una casa de $250,000.

  • Perseguir un recorte de impuestos para la clase media y trabajadora. A pesar de su reputación, Delaware no es un estado de “bajos impuestos”. La recaudación de impuestos es la octava más alta per cápita de los 50 estados y D.C. En lugar de aumentar las tasas de impuestos individuales, como se ha propuesto año tras año en la Legislatura estatal, debemos ofrecer alivio del impuesto sobre la renta a la clase media y las familias trabajadoras.

  • Restablecer y aumentar el crédito fiscal para ciudadanos de la tercera edad en los impuestos sobre la propiedad. Estos ciudadanos no suelen tener hijos en la escuela, que es lo que financian esos impuestos, y con frecuencia tienen ingresos fijos.

  • Legislar la reforma fiscal para hacer crecer el negocio y estimular la contratación y el crecimiento. Esto debería incluir entre otros, incentivos para la capacitación/certificación de trabajadores adicionales y la reforma de la compensación de los trabajadores con el objetivo de controlar los altos costos de Delaware.

  • Aprobar legislación para eximir completamente el pago de jubilación militar de los impuestos estatales sobre la renta, independientemente de la edad. Hay 33 estados en total que reconocen el valor de agregar militares recién retirados a su fuerza laboral. La edad promedio de este trabajador es de 38 años y el rango promedio es Sargento Primero/E6. La persona promedio está casada con un cónyuge que trabaja e hijos a punto de ir a la universidad. Al no gravar la pensión militar, el estado obtendrá impuestos de los ingresos del jubilado y su cónyuge. Estas personas son trabajadoras, están en buena forma física y mental y están capacitadas en disciplinas valiosas que son atractivas para los posibles empleadores, como computadoras, construcción, ámbitos médicos y administración. Atraer a estos jóvenes jubilados a nuestro estado beneficiará a Delaware.
  • Mantener el salario mínimo competitivo y razonable. Los salarios de Delaware no están a la altura del resto del país. De hecho, ni siquiera han seguido el ritmo de la inflación. En la década entre 2009 y 2019, el salario promedio de la industria privada de Delaware pasó de estar por encima del promedio nacional a estar por debajo del promedio nacional. Algunos han determinado que el mejor camino es aumentar artificialmente el salario de los trabajadores menos calificados mediante la aplicación de un aumento del salario mínimo por decreto del gobierno. Pero a medida que la inflación continúa empeorando, muchos dueños y gerentes de negocios se han encontrado con pocas opciones más que reducir los costos laborales. Los trabajadores menos calificados son los primeros en ser eliminados de las industrias de Delaware. Si bien los demócratas argumentan que aumentar el salario mínimo proporciona una red de seguridad para los trabajos peor pagados, en realidad no siempre funciona de esa manera. Nuestro objetivo es devolver a Delaware a un entorno económico que proporcione empleos bien remunerados con salarios competitivos y cree oportunidades de progreso.

GARANTIZAR ELECCIONES SEGURAS

           ______________________________________________________

Los republicanos de Delaware están comprometidos con elecciones justas y seguras. Todo residente de Delaware que tenga derecho legal a votar debe poder hacerlo y saber que los resultados de las elecciones reflejan con precisión la decisión tomada por el electorado legítimo.

Ya en 2005, la Comisión Carter-Baker sobre Reforma Electoral Federal emitió su informe. Incluía, entre otras cosas, que la identificación con foto era fundamental para garantizar la integridad de nuestras elecciones. El informe también señaló que el voto en ausencia generalizado condujo fácilmente al fraude electoral. Además, encontraron que los archivos de votantes contenían votantes no elegibles, duplicados, ficticios y fallecidos. Lamentablemente, estas condiciones prepararon el escenario para el fraude electoral. A pesar de sus mejores esfuerzos, sabemos que las listas de votantes del Departamento de Elecciones no son precisas y no están actualizadas.

Cuando los individuos emiten su voto de manera fraudulenta, proyectan dudas sobre el resultado de una de las actividades más importantes de una población autónoma. El derecho al voto es sagrado. La responsabilidad de votar debe asumirse después de una cuidadosa consideración de la posición de cada candidato. Es fundamental asegurar la integridad de una elección y la fuerza del voto de cada persona. Debido a que el derecho al voto es fundamental para nuestra democracia, no suscribimos ninguna interferencia con el derecho de un ciudadano a ejercerlo.

Nuestro compromiso:

 

  • Aprobar legislación que requiera una identificación con foto emitida por el gobierno para todos los votantes.
  • Oponerse a la HB 75 que eliminaría las protecciones a los votantes de la Constitución y las colocaría al antojo de la Asamblea General.

  • Mantener los requisitos actuales para obtener una papeleta de voto en ausencia y verificar la veracidad de los reclamos de calificación de los votantes.

  • No contemplar el voto en ausencia permanente. Los votantes deben solicitar una papeleta de voto en ausencia para cada elección.
  • Requerir que el Departamento de Elecciones trabaje con las agencias estatales, el Registro de Testamentos (i.e., “Register of Wills”) y el Registrador de Escrituras de cada condado para asegurarse de que las listas de votantes sigan siendo válidas. Utilice la información que recopila cada agencia para asegurar la precisión de las listas de votantes, para eliminar a los que han fallecido y a los que ya no viven en esa dirección.

  • Prohibir el uso de dinero privado para la administración de elecciones.
  • Oponerse al registro en el mismo día a menos que la persona que así lo registra solo vote por papeleta provisional, para que la información proporcionada pueda verificarse antes de que se cuente el voto.

RESPETO A LA VIDA

         ______________________________________________________

Respetamos la vida y creemos en la protección de la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

 

Nuestro compromiso:

  • Promulgar la SB 108 (Richardson) que requeriría que un médico ofreciera imágenes de ultrasonido y auscultación de los latidos cardíacos fetales antes de interrumpir un embarazo.
  • Nos oponemos a la HB 160 (Baumbach), que permite que un médico ayude a un paciente a suicidarse. La investigación muestra que los médicos generalmente no son precisos al determinar los pronósticos para el final de la vida. Ya que menos médicos de cabecera ven a sus pacientes hospitalizados debido al uso de “hospitalistas”, estas predicciones de esperanza de vida se han vuelto menos precisas. El suicidio respaldado por el gobierno está mal.
  • Promulgar SB205 (Richardson, Dukes, 2018) que limita el aborto legal a las 20 semanas de gestación, la edad a la que los estudios han demostrado consistentemente que los niños por nacer pueden experimentar dolor.

2022 General Election in: